RECOMENDANOS con un click: Derecho Constitucional - Domingo Rondina - Dando cátedra: diciembre 2010

Acerca del Constitucionalista

Mi foto
Santa Fe, Santa Fe, Argentina
Abogado con veleidades de constitucionalista y literato. Aprendiz de mucho, oficial de nada. Librepensador me educó mi padre... Mi CV aquí http://www.domingorondina.com.ar/1999/10/cv.html

doscerounouno

Feliz año 2011 para tod@s


Fue un año muy triste para algunos, y muy dichoso para otros.
Un año de avances en algunos derechos, y de retrocesos en otros.
Como todos los años, como el anterior, como el que viene, fueron y serán "la mejor y la peor de todas las épocas"...
Porque la mejor época de la vida, como decía Mafalda, es la que estamos vivos.
Y estar vivos es mirar hacia el mar con nostalgia, hacia la tierra con esperanza y, tirando al agua para siempre nuestro pasado, jurar "No van a matarme papá".







Brindo para que todos vivamos por siempre.

Para EL sembrador que nos cuidaba

CANCIÓN DEL JARDINERO
(María Elena Walsh)

Mírenme, soy feliz
entre las hojas que cantan
cuando atraviesa el jardín
el viento en monopatín.

Cuando voy a dormir
cierro los ojos y sueño
con el olor de un país
florecido para mí.

Yo no soy un bailarín
porque me gusta quedarme
quieto en la tierra y sentir
que mis pies tienen raíz.

Una vez estudié
en un librito de yuyos
cosas que sólo yo sé
y que nunca olvidaré.

Aprendí que una nuez
es arrugada y viejita,
pero que puede ofrecer
mucha, mucha, mucha miel.

Del jardín soy duende fiel,
cuando una flor está triste
la pinto con un pincel
y le toco el cascabel.

Soy guardián y doctor
de una pandilla de flores
que juegan al dominó
y después les da la tos.

Por aquí anda Dios
con regadera de lluvia,
o disfrazado de sol
asomando a su balcón.

Yo no soy un gran señor,
pero en mi cielo de tierra
cuido el tesoro mejor
mucho, mucho, mucho amor.


Gracias Gogui...

Beto Asaber



VETO A SABER…



Antón Binner
Finalmente el Gobernador de la Provincia de Santa Fe, Dr. Hermes Juan Binner, vetó el proyecto Javkin del SIstema de BOLeta Única (SIBOLÚ).
Como habíamos advertido, este veto parcial impedía la promulgación parcial.
Así lo advirtió el Fiscal de Estado en su dictamen N° 1235/10, donde finalmente echa por tierra con los nefastos precedentes de promulgación parcial.
Lamentablemente, en el mismo dictamen, el Fiscal de Estado dice que no advierte vicios de inconstitucionalidad, y que la opción de aplicar la Boleta Única en una elección sí y en otra no, resulta válida.
Entendemos que esto es un error por todos los motivos que expusimos en nuestro primer análisis del tema para el cual remitimos a nuestra página web.
No obstante nuestro desacuerdo técnico con el Fiscal, debemos valorar su respeto hacia la tarea legislativa.
Sin embargo el artículo 19 del proyecto, que establecía el uso de sistemas diferentes para las primarias y las generales, resultaba inconveniente para los intereses electorales del gobernador, especialmente mirando hacia las primarias.
Tras su cálculo de garbanzos, lo vetó y devolvió el proyecto a la Legislatura para su análisis.
En el decreto 2538/2010 de veto, el gobernador se aparta de las consideraciones de Barraguirre y señala que no hay razones que justifiquen no usar la Boleta Única en las internas y –tomando algunas de nuestras ideas- señala que el artículo vetado provoca confusión en la ciudadanía y resta transparencia a todo el proceso electoral.
Ni buenos ni malos: incorregibles. A la hora de fijar sistemas electorales todos los políticos se llaman Antón Pirulero: cada cual atiende su juego.

Qué votan tras el veto
Un proyecto de ley no es ley hasta que sea promulgado por el Ejecutivo.
A diferencia de lo que difunde en su página web ( http://senadosantafe.gov.ar/dpro-p.asp?id=3784 ) la Cámara de Senadores presidida por la pretensa cogobernante Tessio, no es ley el Sistema por el solo hecho de ser sancionado por la Legislatura. Verdaderamente la ignorancia de los roles institucionales es grave tratándose de la titular del Poder Legislativo.
Recién será ley un proyecto cuando se complete la actuación bifásica de ambos poderes. Mientras tanto sigue en estado larvario, sigue siendo sólo un proyecto.
Cuando el proyecto sancionado recibe un veto parcial del Gobernador, debe entenderse que el Ejecutivo hace una sugerencia, o propone una corrección, al texto redactado por el legislador.

Si la Legislatura acepta las modificaciones
Esta propuesta del Ejecutivo que es el veto parcial, puede ser aceptada por el legislativo y entonces vuelve para su promulgación a la Casa Gris.
Con la mayoría simple (más de la mitad) de sus miembros presentes, en cada Cámara pueden aceptar la sugerencia del Gobernador.
Mirando los números podemos decir que en la cámara de origen (en este caso, Diputados) tendrían que sentarse 26 diputados y tener 14 votos a favor; esto como mínimo y en un proceso regular.
Otro tanto debería ocurrir en Senadores.
Si ello ocurre la Boleta Única será ley y se aplicará tanto en la interna como en la general.

Si la Legislatura rechaza el veto
Puede la Legislatura resistir la propuesta e insistir con la redacción original. Entonces el Gobernador se ve obligado a priorizar la voluntad del legislador promulgando sin poder modificar.
Para ello ambas cámaras tienen que obtener el voto de los 2/3 de sus miembros presentes.
Para que en este caso ocurra, quienes estén a favor de que la ley salga tal como era el proyecto Javkin, deberían sentar en la Cámara de Diputados 26 legisladores y que no menos de 18 votasen por ratificar el proyecto.
Otro tanto debería ocurrir en Senadores.

A poner la carita
En ambos casos (para aceptar o rechazar el veto) la Constitución prevé expresamente el voto nominal (uno por uno y consignando su nombre).
No por voto secreto, global o por bloque como hacen permanentemente, y pese a las previsiones constitucionales y reglamentarias, incluso violando sus propias normas como ocurre con los acuerdos legislativos.

Qué pasa si no pasa nada. El mes de inactividad.
Pero también puede ocurrir que la Legislatura no haga nada al recibir las sugerencias.
La Constitución Provincial también prevé la hipótesis de que, recibido el veto, una o ambas Cámaras no hagan nada durante un mes.
Porque la Legislatura cambió de opinión o de mayorías. Porque las observaciones le hicieron advertir un error que hace imposible la continuidad del proyecto. Porque las observaciones son tan complejas que resulta preferible formular un nuevo proyecto.
En este supuesto, pasados 30 días, el proyecto cae, y ya no será ley. Ya no importa que una vez fue sancionado por el trabajo de ambas Cámaras. El proyecto muere y todo lo actuado es olvidado como que nunca ocurrió.
La actividad legislativa integra al Poder Ejecutivo y al Poder Legislativo. No es cierto que sea injusto que un veto impida que el proyecto se convierta en ley. Es muy justo. Porque deben conciliar los poderes, en un republicano equilibrio de frenos y contrapesos, tanto quienes legislan como quienes ejecutan.
Claro que la Legislatura tiene preeminencia, pero sólo si consigue los 2/3. No por sólo callar.

No hay sanción ficta
Vale advertir que nunca puede haber sanción ficta. Nunca puede interpretarse que el silencio, ningún silencio de la Legislatura, puede ser interpretado como aprobación.
En este caso, el que calla, no otorga.
Y ello para cada una de las Cámaras. No puede interpretarse que si la Cámara de Origen acepta el veto ya resulta innecesario acudir a la revisora. No. Deben manifestarse ambas y en sentido coincidente, como veremos a continuación.

Una Cámara con una mayoría. Otra con otra.
Durante el mes de plazo, ambas Cámaras deberían pronunciarse en un mismo sentido.
Si la Cámara de origen se manifiesta por aceptar el veto, y la Cámara revisora con 2/3 rechaza el veto, se considera que no hubo acuerdo, y al completarse el mes el proyecto habrá fenecido.
Es indispensable siempre que las dos Cámaras coincidan. Ello porque la Constitución Provincial, al igual que la Nacional, le da una plusvalía a la Cámara de origen del proyecto.
Si ella rechaza el veto, la revisora puede también rechazarlo, o apostar a la caída del proyecto, pero no podrá ya aceptarlo.
Si Origen acepta el veto, la revisora podrá apostar a la caída, pero ya no rechazarlo.
Porque el artículo 59 pide expresamente que ‘ambas Cámaras’ se pronuncien en el mismo sentido.
Algunos constitucionalistas han sugerido la posibilidad de que al no coincidir la revisora con la de origen, devuelva el proyecto a la anterior. Pero ello no sería posible en el estricto esquema del 59 donde un veto que no encuentra coincidencias impide que el proyecto vuelva a tratarse en el año de sesiones.

Extraordinarias confusiones
El Poder Legislativo Provincial sesiona en período ordinario desde el 1º de mayo hasta el 30 de noviembre de cada año. Ese es lo que se denomina ‘año de sesiones’.
Pero, si el Gobernador tiene temas urgentes que necesita que la Legislatura trate, puede ordenarles que trabajen unos días más hasta que los analicen. Esto se conoce como sesiones extraordinarias, o período extraordinario.
Este año, más precisamente el 06/12/2010, por decreto 2458/10, el gobernador habilitó período de sesiones extraordinarias para tratar 19 temas que en dicho decreto enviaba.
El mensaje 3846 del Gobernador Binner devolvió a la Legislatura el proyecto de Boleta Única con su veto parcial.
El mensaje 3845 del Ejecutivo informa a la Legislatura que por decreto 2539 ha resuelto ampliar el temario (no la duración) del período de sesiones extraordinarias, agregando el veto parcial al proyecto de Boleta Única y el veto total al de Corredores Inmobiliarios.
Y aquí nos encontramos nuevamente con dos problemas…

¿Puede ampliarse el objeto de un período extraordinario ya abierto?
El artículo 40 de la Constitución santafesina establece que el Gobernador a las Cámaras “las puede convocar a sesiones extraordinarias cuando lo juzgue necesario y sólo para tratar los asuntos que determine”,
Estamos frente a una disposición constitucional clara: hay un acto único de convocatoria que establece un listado finito de temas.
Precisamente por eso es que el Gobernador, conociendo qué asuntos no pudieron tratarse, les pide a los legisladores un último esfuerzo.
Esta vez lo hizo el 6 de diciembre, cuando ya sabía qué proyectos se habían sancionado y qué proyectos no.
Pero ahora, en un segundo acto, pretende ampliar el temario. Esto resulta inconstitucional. Las extraordinarias son sesiones de excepción. Nada justifica que un Ejecutivo pueda extenderlas sine die, ordinarizando lo extraordinario. Tiene una sola oportunidad, con la totalidad del conocimiento de lo que se hizo y lo que falta, para decidir el temario.
Esto hace a la independencia de ambos poderes, que funcionan coordinada pero no dependientemente. Hace a la previsibilidad de los ciudadanos respecto de las modificaciones normativas. Hace a la debida organización del tiempo para tratar los asuntos verdaderamente urgentes.
Por eso, aunque muchas otras veces se haya hecho, debemos advertir que siempre estuvo mal: no se puede ampliar el temario de extraordinarias una vez abierto este período excepcional.

¿Se puede levantar un veto en extraordinarias? ¿Está corriendo el mes de inactividad?  Binner tiene que ser ordinario
Ni lo uno ni lo otro.
El artículo 59 es clarísimo. Los vetos sólo pueden ser tratados en sesiones ordinarias. No puede incluirse un veto parcial en el temario de extraordinarias.
La idea de la Constituyente del 62 fue darle ciertas garantías al Ejecutivo para que su sugerencia sea tratada con la profundidad y tranquilidad que le garantiza el período ordinario de sesiones. Admitir que en extraordinarias pueda tratarse un veto es contraproducente para los intereses generales del Gobernador.
El 59 dispone, al hablar de la insistencia con dos tercios respecto del veto total: “Si ambas Cámaras no insisten con dicha mayoría, el proyecto no puede repetirse en las sesiones del año.”
Es decir: el levantamiento se trata en las sesiones del año (interpretación a contrario sensu). Y la Constitución no deja espacio alguno aquí para entender que se pudiese tratar fuera de ese período.
Y luego con mayor claridad el constituyente aclaró: La Legislatura debe pronunciarse sobre el veto del Poder Ejecutivo dentro del término de un mes de comunicado, o, en su caso, de iniciado el período ordinario de sesiones”
Es decir: si el veto es remitido durante el período ordinario, el mes corre inmediatamente. Pero si el veto es remitido durante el receso (o durante las extraordinarias) el mes empezará a correr recién cuando se inicie el período ordinario.
¿Es que cabe alguna duda legítima sobre el tema?
Esto debe quedar absolutamente aclarado porque, si la Legislatura se empeña en tratar el levantamiento de estos vetos toda su actuación es nula y cualquier ciudadano podrá requerir judicialmente que se tenga por no sancionada la ley que de allí surja.
Y esta situación nos llevará a un verdadero desquicio en pleno proceso electoral.

¿Qué podía hacer el Gobernador si respetaba la Constitución?
El mismo día en que el Senado sancionó el proyecto de SIBOLÚ, también dio su media sanción a un proyecto extendiendo la boleta única a las internas 2011.
Nadie duda de que incluir ese proyecto en extraordinarias era perfectamente válido.
Y al 6 de diciembre el Gobernador ya conocía su existencia.
Hubiera sido mucho más respetuoso de la Carta Magna provincial a la que tanto quiere modificar pero desconoce.
Y hubiera evitado la situación actual en que si se trata y se aprueba el veto parcial en extraordinarias lloverán impugnaciones al nuevo sistema electoral.
Pero, también aquí, juegan indudablemente los intereses de los políticos, que cada vez más demuestran que son una 'clase' totalmente diferenciada de sus propios electores.


Síntesis de números
Para que el Sistema de Boleta Única sea ley en la Provincia de Santa Fe, quienes están a su favor deben conseguir 26 diputados (más de la mitad) a favor en la sesión de navidad, o en la de año nuevo.
Eso si todos los diputados concurren.
Si por esas cosas de la vida algunos diputados faltan, serán necesarios menos a favor.
Luego, descontamos que el Senado tiene mayoría suficiente para avalarla, ya que lo hizo al aprobarla, y al votar el proyecto pidiendo su aplicación en las primarias.
Pero si en Diputados no alcanza aunque sea la mayoría simple, de nada servirán los votos del Senado.


Y si no cae
Si la Legislatura avala finalmente este mecanismo, empiezan otros caminos a recorrer.
En primer lugar, el Gobernador debe promulgar y publicar la ley. Luego, él mismo la reglamenta, establece los detalles necesarios para su implementación.
Y luego el Tribunal Electoral de la Provincia (con la dupla Avelino Lago – Rafael Gutiérrez) tiene que dictar su propia reglamentación, aclarando todos los aspectos propiamente electorales y concretos del Sistema.
Mientras tanto, los disconformes seguramente irán a la Justicia a plantear que el veto no podía levantarse en extraordinarias, o que el Sistema es impracticable.
Algunos juicios irán a través del Tribunal Electoral, y otros irán a la justicia común. Y finalmente la decisión final será de la Corte.
Mientras tanto, los ciudadanos viviremos en la incertidumbre, y el desconcierto propio de un nuevo y complejo sistema, mientras los candidatos seguirán haciendo sus campañas.


Basta de elegir las elecciones
Llegamos así a la conclusión, que es la misma que venimos sosteniendo hace años: no modifiquemos tan seguido los sistemas electorales, y especialmente no los modifiquemos tan cerca de las elecciones.
Hay Constituciones Provinciales, y Constituciones de otros países, que prohíben las reformas por plazos menores de cinco años, o con una antelación superior al año previo a los procesos electorales.
Nuestra Constitución no lo previó porque quizás el constituyente, como ahora los ciudadanos, confió en que los dirigentes sean sensatos y respetuosos.
Todos esperamos eso. Y los estamos mirando.





Otras notas sobre BOLETA ÚNICA:
1- SIBOLU
3- SOPLAN
5- LUZ

El SIstema de BOLeta Única (SIBOLÚ)






LAS BOLETAS ÚNICAS
Boleta Única no quiere decir Única Boleta


El Sistema de Boleta Única y los porotos de los candidatos
La Legislatura santafesina ha aprobado una nueva reforma al Sistema Electoral Provincial: consagró la mal llamada ‘boleta única’ cuando en verdad debería llamarse con el oxímoron ‘Boletas Únicas’..
Un proyecto del Diputado Javkin fue aprobado en junio de 2010 por los diputados (sin aval justicialista). Y fue sancionado imprevistamente por el senado en la última sesión de noviembre (con el impulso del justicialismo). Y ahora deambula para su promulgación o veto por Casa de Gobierno.
Tanto los diputados que lo aprobaron, como los senadores que lo impusieron, al levantar la mano habían recontado sus porotos y consideraban que la reforma los favorecía electoralmente. La misma contabilidad porotil se encuentra realizando el gobernador Binner en estos días. Porque para los políticos, siempre, los sistemas electorales son buenos o malos según si les permiten triunfar o no en las próximas elecciones.


Principales características
1- El día de la elección el ciudadano recibirá de manos del presidente de mesa las boletas en las que deberá marcar su opción. Estas boletas no pueden haber sido repartidas previamente porque van a estar impresas y troqueladas con los datos de la mesa electoral.
2- Y he aquí el primer problema: el ciudadano no encontrará una única boleta, sino tantas boletas como categorías de cargo se eligen en ese circuito electoral. Así, en 2011, los vecinos de las ciudades tendrán 5 boletas (gobernador, senador, intendente / diputados, concejales) y los de los pueblos tendrán 4 (gobernador, senador / diputados, comisión comunal).
En cada boleta (hoja) estarán todos los candidatos que compiten para el cargo. Cada boleta según la categoría tendrá un color de papel distinto. Serán como mínimo del tamaño de una hoja oficio.
3- Las boletas de Gobernador, Senador e Intendente identificarán a los candidatos por sus fotos. Las demás boletas no llevan foto. Las boletas de Diputados, Concejales y Comisión Comunal sólo consignarán los primeros nombres de la lista (probablemente los 3 primeros).
4- El elector entra al cuarto oscuro con una birome de tinta indeleble que le habrá dado el presidente de mesa, con la cual deberá hacer una marca cualquiera en el casillero que se halla junto al candidato de su preferencia.
5- Una vez marcada cada boleta, el elector la dobla, no la pone en sobre alguno, sale del cuarto oscuro y coloca todas sus boletas en la urna. Y devuelve la birome.
6- Recordemos que las boletas no van firmadas por los fiscales sino sólo por el presidente de mesa, lo cual puede evitar algunos problemas pero incrementar otros.
7- El escrutinio es similar al actual.


Preguntas con respuestas
* ¿Hay más claridad para el votante ahora que cuando encontraba cien boletas en el cuarto oscuro?
NO. Ahora se va a encontrar con aquel cuarto oscuro multiplicado por cinco y reducido visualmente a una hoja tamaño oficio… La confusión en la selección será mayor.

* ¿Se disminuye el gasto electoral?
No, porque si bien habrá menos boletas a imprimirse, por las características gráficas de las nuevas el costo será muy superior. Lo único bueno es que el costo será realizado directamente por el Estado Provincial y no por los candidatos, con lo cual se termina el negocio de cobrar por las boletas y no preocuparse de presentar las listas (muy rendidor en 2007).

*¿Se favorece el corte de boletas?
Sí, porque inevitablemente la selección será categoría por categoría. Se obliga a la gente a marcar 5 veces su elección porque suponen que, por ignorancia o comodidad, antes se ponía la boleta entera.
En cuanto a diputados hay que recordarle a la gente que su selección es distorsionada porque con un solo voto de diferencia, y sin importar cuántos santafesinos la votaron, la lista ganadora se llevará 28 diputados burlando el sistema de reparto proporcional (D'Hont) y todos los demás votos, que pueden ser la mayoría, sólo servirán para establecer el reparto de los 22 diputados  restantes.

*¿Será éste el fin de la lista sábana?
NO. Sigue habiendo sábana dentro de la categoría diputados, dentro de la categoría concejales, dentro de la categoría comisión comunal. Y la verdad es que era ahí donde había que combatir la sábana porque los que más rompían la sábana ya eran los candidatos uninominales (Gobernador, Intendente).

*¿Se asegura que la gente conozca al candidato?
Sólo en una concepción devota del multimedia, una inteligencia como la del ‘homo videns’ de Sartori, puede creer que identificar por la foto a una persona es lo mismo que conocer a los candidatos. Ahora lo que en verdad importan son las caritas, pero siguen sin importar los proyectos, mucho menos sus antecedentes. Pero además al sólo incluir en las listas a cargos plurinominales a los 3 primeros oculta total y absolutamente a los impresentables que pueden venir atrás. Esto puede causar la inconstitucionalidad del sistema porque la gente estaría votando sin conocer a quién vota.

*¿Puedo votar en blanco?
Sí, se prevé un casillero especial para ello. Verdaderamente una pavada. Votar en blanco es no marcar ningún casillero, es no hacer nada, este sistema sólo traerá dificultades. Pero desde ya adelantamos nuestro pronóstico: en las elecciones de 2011 se verán porcentajes enormes de voto en blanco.

*¿Puedo anular mi voto?
Sí, puede marcar varias casillas, puede rayarlo, puede escribirlo, puede dibujarlo. Ya no podrá romperlo ni agregarle otros objetos.

*¿Qué fotos nos vamos a encontrar?
Nadie sabe aún cuál será el criterio de la reglamentación, y luego la práctica del Tribunal Electoral para autorizar o denegar ciertas fotos. Pero esto, como siempre, será objeto de impugnaciones y de favoritismos. Además, por la naturaleza mediática del sistema, el gran favorecido será el fotografiado que –por sorteo- quede en la esquina superior derecha de la boleta. También hay una trampita: el partido que no presente fotos puede competir sin ellas, lo que en algunos casos representará una gran ventaja.

*¿Se terminó el fraude?
No, se terminaron algunos mecanismos de fraude. En especial se terminó con el reparto previo de la boleta, que no era fraude sino militancia.
Pero subsisten otros y nacen algunos. Por ejemplo: el famoso voto en cadena consistía en robar un sobre ya firmado por las autoridades de la mesa y entregarlo ya cerrado con la boleta dentro, al volver el elector con otro sobre vacío se le entregaba la dádiva prometida. Ahora ese sistema será más fácil: el primer votante sacrifica su propio voto y mete un papel que doblado parezca una de las boletas únicas, y se lleva la original. Ésa, con las marcas adecuadas, entra en circulación en la mesa por sistema de cadena. En los pueblos será un éxito.
Otro que renace es el mecanismo de pago contra marca especial, antes se usaban resaltadores o pequeñas tachas. Ahora, en vez de marcar la selección de candidato con una X se acordará marcarla con una M, o con una X dentro de un círculo, o con un signo $, o con birome de otro color, y el candidato corrupto pagará si las marcas propias coinciden con las promesas de remuneración.
También recomendamos llevar cada elector su birome para evitar que se deslicen en los cuartos oscuros marcadores con tinta que luego se borra provocando de este modo alteraciones de la voluntad popular.


Ganadores y perdedores. Billetera mata militante.
Todos nos preguntamos lo mismo ¿a quién beneficia? ¿a quién perjudica? Y no pueden los políticos hacerse los tontos y responder “sólo beneficia a la gente”, especialmente algunos que son socialmente reconocidos por haberse siempre prestado a las peores prácticas de la política.
Es que cuando los constitucionalistas hablamos de ‘Ingeniería Electoral’ aludimos a que todo sistema favorece y beneficia a ciertos jugadores. En todo caso debemos aspirar a sistemas electorales que beneficien a los jugadores más honestos y representativos sobre los malos candidatos.
Intentemos algunas respuestas:

*Beneficiados: los partidos o sectores internos sin estructura territorial, los candidatos con mucho conocimiento público pero sin partido o con sector interno débil, los candidatos con mucho dinero para imponer a nivel multimedia su cara y su nombre, los candidatos más amigos de los medios de comunicación, los que tienen un discurso simpático en la comunicación masiva, los candidatos a senadores que tenían pocas comunas de su color en su departamento, los partidos sin fiscales en todas las mesas que muchas veces no logran asegurar ni siquiera la provisión de votos en todas partes, los medios de comunicación, los que creen que los partidos son estructuras a derrumbar.

*Perjudicados: los partidos o sectores que invirtieron a lo largo de años en estructuras territoriales, los presidentes comunales que ya no resultan necesarios para sus partidos con lo cual pueden olvidarse de conseguir algo para sus pueblos antes o después de las elecciones, los buenos candidatos militantes que aún no empezaron su camino y por ende no son conocidos (difícilmente surjan de las estructuras partidarias nuevos buenos referentes con este sistema, los nuevos candidatos serán siempre extrapartidarios), los candidatos que no cuentan con dinero para pagar una gran campaña mediática, los candidatos que no saben manejarse en los medios de comunicación, los candidatos a senador poco conocidos que pretenden acompañar el proyecto de un candidato a Gobernador muy conocido (con lo cual se instaura para siempre un senado opositor), los que consideran valiosa a la militancia política.


Peligro de veto. La cláusula transitoria.
Como parte de la negociación que llevó al apoyo del radicalismo en diputados, se incluyó una cláusula transitoria que dispone que el sistema de Boletas Únicas no regirá para las internas abiertas de 2011.
Entonces, en el mismo año, tendremos una elección preparatoria con el sistema viejo, donde se impondrán quienes tengan fortaleza territorial, y una elección con el sistema nuevo, donde se impondrán quienes tengan alta exposición mediática.
Hoy por hoy se dice que Barletta se vería favorecido con este sistema de primarias no y generales sí. Que Rossi se vería perjudicado con las Boletas Únicas en ambas. Y que el socialismo preferiría que el sistema se use en las dos elecciones.
Que cada uno saque sus conclusiones y comprenderá por qué algunos precandidatos a gobernador están tan entusiasmados y otros tan nerviosos.
Binner también está haciendo su contabilidad de garbanzos, y analiza vetar aunque sea la disposición transitoria.
En la Constitución Provincial santafesina está expresamente permitido el veto parcial, pero no está prevista la promulgación parcial. Por lo cual, cualquier veto hace volver el proyecto a las cámaras para un nuevo recorrido, lo cual en este caso implicaría que no haya Boletas Únicas en 2011.
Sin embargo, en los años en que una Fiscal de Estado se hacía cómplice de la destrucción institucional de la provincia, así como avalaba la ley 12036, la emergencia del Estado, las limitaciones al amparo, y otras tropelías, también se estableció criterio a favor de la promulgación parcial.
Veremos si Binner intenta algo y así sabremos cómo hizo sus cálculos de oportunidad: si promulga sin vetar, o si veta parcialmente y devuelve a la cámara, o si veta y promulga parcialmente, en cuyo caso muchos irán a la justicia por considerar inconstitucional la promulgación parcial.
Señalemos también que si Binner veta parcialmente, el tratamiento del levantamiento del veto no podría realizarse en el período de sesiones extraordinarias, ya que expresamente el art. 59 de la Constitución Provincial alude al ‘período ordinario de sesiones’.
Con lo cual el veto de esta norma provocará que a partir de mayo de 2011 pueda empezar a tratarse.
Queda mucho más por delante para la mejora del sistema electoral santafesino.


Una reforma elitista
No podemos dejar de destacar lo que algunos consideran un gran avance: que se han previsto mecanismos para el voto por sistema braille para aquellos ciegos que sepan leer dicho alfabeto.
Sin embargo, tampoco podemos obviar que se obstaculiza enormemente el voto de las personas disminuidas visualmente y el de las personas ancianas en general. El votante con una disminución visual se encontrará con una boleta que nunca tuvo en su mano y tendrá que encontrar –en ese mare magnum reducido a hoja oficio- el candidato de su preferencia.
También se ha dificultado grandemente el voto de los analfabetos y de los semialfabetizados, ya que en las boletas con fotos podrían encontrar a su candidato, pero en las boletas sin foto (diputados, concejales, comisión comunal) no tendrán forma de encontrarlo, contando solamente como ayuda con el logo del partido.
Estos dos grupos de personas antes resolvían sus dificultades solicitando a alguien de confianza que les prepare la boleta para llevarla en el bolsillo, pero ahora no hay forma de llevar preparado el voto.
Son observaciones concretas sobre problemas concretos con los que  nos enfrentaremos. Los que no pueden usar la guía telefónica ¿podrán votar en estas elecciones?


Síntesis: la Ricardofortización de la política santafesina
Según nuestra opinión la ley sancionada no resulta un avance en materia electoral. Quisieron eliminar algunas de las deficiencias del sistema actual, principalmente las vinculadas a la fortaleza militante territorial de los partidos, pero dejaron nuevos espacios donde medrarán los inescrupulosos. El único avance real que advertimos es que favorece el corte de boleta, pero ello se hace desde la creencia (que tantas veces hemos combatido) de que la gente es tonta y no sabe elegir. Una felicitación para la eliminación de distinciones entre mesas de mujeres y mesas de varones, lo cual era una insensatez que ya había sido descalificada por los constitucionalistas desde hace 20 años.
Pero esta ley sí es un retraso respecto del único mecanismo que a nivel mundial se ha demostrado que mejora la participación popular y asegura la transparencia del proceso: el voto electrónico. Y evitó otro importantísimo avance que hubiera sido la tacha de candidatos. Y todo ello podía hacerse sin necesidad de reforma constitucional. Y lo peor de todo es que invisibilizó definitivamente a los peores candidatos (a partir del 4º lugar) en las boletas de diputados, concejales y comisiones comunales.
Creer que la verdadera forma de conexión de la gente con sus candidatos y representantes es la televisión resulta un infantilismo y una creencia urbana, ciudadcéntrica. Hay otras formas de conexión con la gente, y deberíamos apostar a difusiones más profundas que la sonrisita del candidato. El mejor candidato no siempre es el que más aparece en los medios. La gente no eligió a Irigoyen ni a Perón porque vio sus fotos en las boletas.
Sería bueno que los políticos recuerden que nunca es bueno hacer reformas electorales tan próximas a las elecciones: todo el proceso se contamina, todo se vuelve sospechoso, todos tenemos temores. Si de verdad quieren reformas en beneficio de la gente, háganlas inmediatamente después de una elección, no cuando ya cada candidato está haciendo sus cálculos.







Otras notas sobre BOLETA ÚNICA:
2- BETO
3- SOPLAN
5- LUZ

Balada de Comodus Viscach

Balada de Comodus Viscach
María Elena Walsh
1971



En este mundo traidor
transigir es lo mejor.
El que diga basta
va a parar a la canasta,
y el que sea opositor
va a parar al asador.

En chimangos prepotentes
no malgastes los cartuchos.
Sonreíle a los de arriba
que son machos y son muchos.

Esperá el escalafón
trabajando de felpudo.
Es mejor que comas tierra
y no que te coman crudo.

Que en este mundo traidor
transigir es lo mejor.
El que diga basta
va a parar a la canasta,
y el que sea opositor
va a parar al asador.

No olvidés el autobombo
si querés ponerte en venta.
Lo que tengas que pensar,
no lo pienses por tu cuenta.

Defendé la rebelión
que no altere la rutina:
el poeta en la leonera,
la mujer en la cocina.

Que en este mundo traidor
transigir es lo mejor.
El que diga basta
va a parar a la canasta,
y el que sea opositor
va a parar al asador.

A mal tiempo, buena cara:
rinde mucho, poco cuesta;
no te pongas en la pica
con canciones de protesta.

A buen tiempo, mala cara:
da cartel de inteligente;
criticá todo con todos
menos con los dirigentes.

Que en este mundo traidor
transigir es lo mejor.
El que diga basta
va a parar a la canasta,
y el que sea opositor
va a parar al asador.